No tengo pareja


Lucía, una amiga que vive en Estados Unidos comparte su experiencia de transformación. El tema es uno que aqueja a muchas mujeres tanto jóvenes como maduras.

“Tuve un matrimonio normal. Yo lo quería, pero sabía que me era infiel. Él era bastante pasivo y al tiempo me decepcioné.”

“Me divorcié y disfruté mucho esta nueva libertad. Conocí nuevos pretendientes y exploré sin éxito unas cuantas relaciones.”

“Lo que siento en este momento es que para qué complicarme con una relación que me va a provocar dolor por la infidelidad y en la que llegaré a aburrirme al tiempo. Prefiero protegerme de previo y quedarme sola.”

¿Te sientes feliz con esa elección?

“No, claro que no. Me encantaría saber que hay al menos un hombre en este mundo que pudiera ser diferente. Pero estoy decepcionada por todo lo que he visto en mi vida y en las de mis amigas. No creo encontrar a esa pareja ideal, de la cual te he oído hablar algunas veces.”

De qué lado están esos pensamientos

Ya sabes que los pensamientos que permites en tu mente te construyen o te destruyen.

Ya sabes también que los reconoces por ¿cómo se sienten?

Ahora, califica tus pensamientos.

“Siento que son constructivos – aunque te soy franca, no me hacen sentir bien. Desde mi punto de vista, me estoy amando al protegerme de futuros dolores.”

Lo cual es lo mismo que decir: “mejor no me voy de vacación a la playa pues me puedo ahogar”.

“No es lo mismo, pues...”

Si es lo mismo y te lo voy a demostrar.

Suelto las resistencias

Cierra los ojos y relájate. Suelta toda tensión de tu cuerpo físico, suelta todos esos sentimientos y apaga tu mente por un rato.

[Nota: el proceso es el mismo que se explica en la página Conectando mi Esencia].

Treinta minutos después...

Habiendo soltado todas las resistencias y en estado de conexión con su esencia, dime: ¿Es esa la vida que quieres vivir?

“No.”

“Ahora me queda claro que lo que más desearía es vivir un romance lindísimo y vivir un amor que me llene de alegría, esperanza y aventuras extraordinarias. Se me salen las ganas por todo lado y hasta quiero llorar.”

Es lógico llorar cuando tienes un movimiento tan fuerte de energía interior.

Por otro lado, me alegro que dejes salir a la superficie algo que tanto añoras.

Conectando mi verdadero “yo”

Ahora, vuelve tu “mirada” hacia adentro. ¿Puedes entrar en contacto con ese ser maravilloso que eres en lo más profundo de tu ser?

“¡Sí, es fantástico! Me siento cálidamente abrazada.”

Bien, ese es tu verdadero “yo”, tu esencia, tu alma, que está feliz de que te hayas callado por un instante y te hayas permitido entrar en contacto con ella.

Desde allí, ¿puedes permitirte sentir la fuerza interior que te fluye por todo lado?

¿Puedes sentir cómo tienes las puertas abiertas para recibir la inspiración y la sabiduría con las cuales guiar tu vida?

¿Puedes permitirte sentir que eres un ser completo, una naranja completa – y no media naranja que espera la otra media para ser feliz?

“Si, es extraordinario.”

La vida de tus sueños

Desde esa conexión, ¿puedes comprender que tienes miles de posibilidades para vivir tu vida de la manera que preferirías?

“Guau, impresionante. Siento una fuerza increíble. Siento que puedo decidir cómo vivir mi vida y alcanzar esos sueños.”

Ahora dime, ¿preferirías refugiarte y cerrar tu corazón para que nadie lo maltrate?

“No. Es cierto lo que decías. Prefiero perseguir mi sueño con esta deliciosa esperanza de que puedo atraer a mi vida a la persona perfecta con quien puedo construir una relación muy linda.”

Excelente. Creo que tienes un gran futuro por delante.

¿Qué estaba sucediendo?

Lo que sucedía hace 40 minutos era que todas esas vocecitas internas que querían protegerte venían de tu personalidad, del aprendizaje social, del miedo y la decepción.

[Nota: para explorar este tema más a fondo, revisa las páginas de Mi Personalidad y mi Esencia].

Esas vocecitas se basan en la fatalidad, en la pequeñez y en la escasez. Al conectarte con esas voces interiores terminas vibrando en su misma frecuencia.

El problema es que si permites que esas vocecitas te digan cómo vivir tu vida, lo que vas a vivir es toda clase de cosas provocadas desde la fatalidad, la pequeñez y la escasez.

Porque atraigo a mi vida todo lo que vibra de manera similar a mi vibración - de acuerdo a lo que dice la Ley de la Atracción.

Ahora, elige cuáles pensamientos son los que quieres permitir en tu mente.

Por la pareja ideal,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral


Paso de No Tengo Pareja a Historias



footer for autoestima page