Dinámicas y actividades de autoestima

Las siguientes dinámicas y actividades de autoestima son para ser jugadas y no para ser sufridas. Nada de lo que yo haga por vía del esfuerzo podrá superar lo que haga por inspiración con alegría y libertad.

La vida debería ser un juego, una exploración, un camino que recorro con alegría y expectativas optimistas. Con esa misma intención entro a jugar con las prácticas que se ofrecen en esta página.

La mayor parte de estos ejercicios de autoestima los puedo hacer sól@ y mejor todavía si puedo compartirlos con alguien.

No hay manera de hacerlos mal, si me mantengo fiel a la instrucción y me aseguro de sentir una emoción positiva.

No hay un orden específico – puedo realizar cualquiera de las actividades de autoestima de manera independiente.

Lo principal es que las tome como juegos que construyen y me divierta en el proceso.

Actividades de autoestima I

La racha de apreciación.

Estas actividades de autoestima consisten en encontrar cualquier cosa que tenga algo de valor. Me propongo encontrar al menos 21 cosas que pueda apreciar. Si puedo las escribo.

La intención es que yo logre cambiar mi manera de ver la vida y aprecie cada vez más y desprecie cada vez menos.

A.- Puedo sentarme en mi cuarto y observar lo que me rodea.

“Me gusta esta cama, disfruto este silencio, me gusta como ladra aquel perro, la temperatura es perfecta, ese libro es genial, la música de XX es buenísima, este es mi pantalón preferido, disfruto este ejercicio...”

B.- Puedo apreciar a una persona en su presencia o su ausencia.

“Me gusta tu sonrisa, aprecio cómo te vistes, valoro mucho lo que me dijiste aquella vez, eres honesta, simpática y linda, aprecio que buscas siempre la justicia, tu mirada es transparente, vistes muy alegre, siento tu energía constructiva, siempre andas buscando algo mejor...”

C.- Escribo una lista de las cosas que aprecio de mí mism@.

“Soy bienintencionado, soy responsable, me gusta mi pelo, soy capaz de amar, soy bueno en las matemáticas, sé ahorrar por poco que sea, conduzco bien, cuido las plantas con cariño, acepto mis debilidades, disfruto la compañía de tales amigos, lavo los platos muy bien...”

Puedo inventar muchos otros ejercicios de apreciación si me lo propongo.

Actividades de autoestima II

Te veo la esencia

Es ideal si puedo hacer estas actividades de autoestima con otra persona cercana que vibre muy armónicamente. Pero igual puedo hacerlas sol@ y escoger personas cercanas. Si quiero, les puedo comunicar luego lo que hice, pero no es necesario.

“Respiro profundamente y me inspiro. Por encima de todas las pequeñeces, defectos y limitaciones que en otros momentos pueda observar en ti, en este momento lo único que quiero es ver tu mejor parte. Te veo a los ojos y traspaso detrás. Observo tu energía pura, vibrando, viviendo, fluyendo. Percibo la grandeza de tu ser, puedo ver tu fuerza interior, tu sabiduría y tu libertad aunque no la manifiestes con frecuencia. Puedo sentir la grandeza de tu ser. Respeto profundamente eso que observo, tu eternidad, tu alma, tu parte más sabia e inspirada. Puedo ver claramente tu potencial y me asombras. Te quiero, te aprecio tanto...”

Actividades de autoestima III

Lista de nueve momentos en mi vida en que he tomado una decisión, asumiendo el control de mi vida.

“Aquella vez que le dije a mi padre que yo quería dejarme crecer la barba, cuando elegí cambiar de carrera; cuando me alejé de mis amigos porque queríamos cosas diferentes; el momento en que corté con aquella novia porque exigía toda mi atención; cuando decidí que ya era hora de cambiar...”

¿Puedo recordar la emoción que sentí en cada uno de esos momentos? ¿Puedo permitirme sentir esa emoción ahora - sentirme así en este instante?

Si me siento bien he identificado algo bueno. Si me siento mal, lo suelto y busco otro ejemplo que me haga sentir bien. Lo importante es traer al presente esas emociones tan positivas.

Actividades de autoestima IV

Afiche de la vida de mis sueños.

Este es un proyecto que todas las personas deberían hacer varias veces en su vida. La descripción completa la encuentro en Afiche de la vida de mis sueños.

Es insospechado todo lo que genera este ejercicio de autoestima.

Actividades de autoestima V

Mañana sorprenderé a tres personas.

Mañana voy a decirles algo maravilloso a tres personas que no esperan nada de mí.

“Sorprenderé a la persona que limpia la oficina diciéndole que hace un trabajo excelente, que los pisos están relucientes y que sin su trabajo ese lugar no sería igual. A la señora que prepara los almuerzos le diré que valoro mucho su intención de complacernos a los comensales, que las brócolis de los jueves son mis favoritas y su permanente sonrisa me inspira mucho. A mi hija la abrazaré y le diré que la quiero, que deseo lo mejor para ella y que me disculpe por las veces que la he hecho sentirse mal.”

Lo extraordinario de estas actividades de autoestima es que en minutos logro elevar el nivel de vibración de quienes reciben mi aprecio. Les transformo el día y dejo una huella imborrable. Pero más impresionante aún es el efecto que esto tiene en mí.

Actividades de autoestima VI

Describo nueve cosas que me gusta mucho hacer y me explico las razones por las que me voy a permitir hacerlas más.

“Me gusta muchísimo andar a caballo. Me lo voy a permitir más porque me hace sentir libre, disfruto el aire, el sol y la naturaleza, es un buen ejercicio, me relajo y olvido el mundanal ruido. Lo voy a hacer más porque me gusta, me da la gana y me lo merezco. Me gusta hacer yoga. Voy a inscribirme en un curso y trabajar con mi cuerpo. Me fortalece, me flexibiliza, me da un espacio de meditación, un encuentro conmigo mism@. Me gusta...”

Esto es transformación en vivo. Esta práctica me va a generar beneficios valiosísimos.

Actividades de autoestima VII

Describo nueve momentos en que he realizado un sueño – pequeño o grande – y la emoción que sentí al verlo realizado.

“Cuando a mis seis años ahorré durante seis meses para comprarme el carrito de baterías. Recuerdo que dormía con él, lo limpiaba tres veces al día y hasta lo puse a subir platos en la cocina. Me sentía completo, feliz, realizado. También recuerdo cuando me propuse hacer ejercicios para desarrollar músculos. Me sentía muy fuerte, saludable y atractivo. La vez que decidí construir una “casa” en el árbol – qué inspiración tan buena, qué logro fue recolectar la madera y clavar esos clavos. Me sentía exitoso y capaz...”

¿Puedo permitirme sentir esa emoción ahora, en este instante? ¿Puedo sentir esa energía y soñar algún sueño ahora – por lo pronto algo pequeño y fácilmente alcanzable?

Este ejercicio es estimulante y la base de todo lo bueno que vendrá.

Actividades de autoestima VIII

Dejar ir, soltar, aflojar, liberar.

Describo nueve momentos en mi vida en que he dejado ir algo y me he sentido liberad@. La intención es que la sensación de libertad, de liviandad, de soltura la pueda recrear en este instante.

“El momento en que solté un trabajo muy bien pagado y de mucho prestigio, para recuperar mi paz, mi libertad y la flexibilidad de horarios. Sentí que solté un enorme peso que cargaba cuesta arriba. Asumí el control de mi vida. Otro caso es cuando dejé ir a mi primera esposa que murió y me quedé con cuatro hijos. La recuerdo con cariño, pero la dejé ir en paz. Me liberé de un apego y procesé el duelo con mayor facilidad. Fue liberador. Otra experiencia fue cuando...”

Este ejercicio de autoestima me permite re-crear en el presente la sensación de libertad, de fortaleza interior y de desapego tan importante para elevar mi autoestima.

¿Puedo imaginar que soy capaz de liberarme de otras cosas que me atan o limitan en este preciso momento? ¿Puedo permitirme imaginar cómo me voy a sentir cuando suelte todo eso?

Actividades de autoestima IX

Hablando con mi niño interior.

Voy a imaginar que puedo sentarme con mucha tranquilidad a hablar con el/la niñ@ que fui a los 2, 4 y seis años.

Voy a darle mucho cariño, a escuchar sus hazañas y sus penas. Con paciencia y amor le presto toda mi atención.

L@ abrazo cuando me cuenta sus congojas o frustraciones y l@ felicito por sus logros. L@ estimulo a que me cuente lo que más le gusta. Nos reímos junt@s, me abro a escuchar sus confidencias y le prometo aprobación incondicional.

Quiero darle mucho amor, quiero que sienta esperanza, que confíe en que la vida puede ser maravillosa.

Quiero que se sienta muy segur@, que es amad@ y que estaré siempre a su lado.

Es fundamental que mi aporte sea alegre, esperanzador, amoroso, de aumentar la confianza y de fortalecerl@ y liberarl@.

Si logro que mi niño interior sane algunas heridas y mejore sus actitudes en algunos aspectos, estoy trabajando por el bienestar de ambos.

Este ejercicio es muy poderoso.

Actividades de autoestima X

Ahora entro a generar la transformación efectiva en mi vida con los cursos para aumentar el autoestima:

Cursos de autoestima

Por el aprovechamiento de las actividades de autoestima,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral

Paso de Actividades de Autoestima a la Página Principal de Autoestima