Arquitectura sagrada
La trama en la verticalidad

Hasta este punto hemos desarrollado el proyecto de arquitectura sagrada en dos dimensiones. La trama del Fruto de la Vida, derivada de la Flor de la Vida permite la fractalidad en la dimensión vertical también. En la figura de abajo, proyectamos el Fruto de la Vida hacia la verticalidad.



La aplicación de los principios de simplicidad, consideraciones estructurales, materiales locales y formas geométricas holísiticas e inspiradoras, generan la estructura que se muestra arriba a la derecha.

Abajo, una vista cercana de las esferas de energía vibrando durante una sesión de yoga.



Los diagramas siguientes muestran la fractalidad del espacio creado en los diferentes niveles del patrón de crecimiento del Fruto de la Vida.



Se pueden observar cómo van apareciendo las flores repetidamente en puntos focales tales como la junta superior de la estructura y la esfera central a altura de piso.

En arquitectura sagrada, la coherencia es tal que este tipo de resultados no sorprenden.

Esto se repite en cada etapa del patrón de crecimiento.





Finalmente, en la etapa mostrada abajo, traslapamos todos los niveles y las flores nos brindan una sucesión bellísima.

Este nivel manifiesta con claridad la estructura del Gran Círculo en coherencia con la geometría de la Flor de la Vida, tal y como se había propuesto.



Abajo, un par de gráficas que se presentan solo por el placer de su belleza.

A la izquierda, después de eliminar algunas líneas, hemos dejado sólo aquellas que se trasladan a lo largo de la línea de centro de la estructura. Se puede notar la sucesión sagrada de hojas de cada nivel de la trama, como recordándonos la doble hélice del ADN.

A la derecha y muy inspiradora por cierto, la sucesión de flores – epítome de nuestra intención fractal.



La forma constructiva de este proceso de diseño se muestra abajo.



Elevación lateral del Gran Círculo.



Vista de frente – acceso – del Gran Círculo

Una pirámide hexagonal estructurada con postes de madera de la misma finca y soportada por fundaciones de concreto y piedra generan una atmósfera de crecimiento, pacífica e inspiradora.

Un sobre-techo transparente permite la ventilación e iluminación natural y es a la vez un foco de atención inspirador.



Arriba, una sección transversal de ambos módulos en conexión, tal y como se mostró previamente en la trama horizontal. El conector – pasillo – se ha concebido como un jardín de símbolos.

Arquitectura inspirada en la trama fractal del Fruto de la Vida.



Armonizando con la trama, las gradas circulares hacia el Gran Círculo zigzaguean a través de una serie de cilindros a altura de rodilla.

Cada uno de los cilindros tiene grabados símbolos, incluyendo la Flor y el Fruto de la Vida, además de algunos otros símbolos sagrados singulares. La intención es que sirvan de asiento y de fuente de inspiración también.

Este es otro espacio en el que se espera a ser llamado, pero además tiene la intención de ser un peldaño más en la escalada ascendente de inspiración – nivel de frecuencia – de quienes van al Gran Circulo.

Otro refuerzo más en la intención básica de este proyecto: acrecentar y concentrar la energía.

Abajo se muestra un acercamiento del conector.




Páginas del proyecto de arquitectura sagrada:

Introducción
Construyendo la trama con Geometría Sagrada
La trama básica y Arquitectura Sagrada
La verticalidad en la trama
Conclusión

Por la arquitectura sagrada,

Ronald Esquivel
Arquitecto e Instructor de Balance Integral