Alineándome con el éxito

La mejor estrategia para lograr el éxito es alinear mi vibración con la de aquello que quiero lograr. Así, actuaré por inspiración y no por esfuerzo.

Es fundamental tener muy claro adónde es que quiero llegar. Repaso los pasos previos:

  1. Tengo claro que quiero éxito integral (no parcial).
  2. Sé también que mis creencias viejas me pueden llevar por caminos inadecuados, y las he ido desenmascarando. Estoy moviéndome desde “el creer” hacia “el saber”.
  3. He buscado muy profundo dentro de mí, y he visto emerger mis valores reales.
  4. Me acerco poco a poco a descubrir mi pasión, aquello a lo que estaría dispuesta/o a dedicar el resto de mi vida.
  5. Reconozco que si vivo mi pasión, me voy a sentir alegre, voy a hacer mejor las cosas y todo resultará más fácil.
  6. Con esa claridad vale la pena establecer mis metas, y ya las voy perfilando mejor.

Ahora me alineo con mi elección.

¿Qué es alinearme?

Me alineo cuando sintonizo una frecuencia. Exactamente como en la radio, cuando sintonizo la frecuencia de una emisora.

Cuando me alineo con mi elección, mis pensamientos y emociones están en armonía con esa elección.

Eso lo hacemos todos a toda hora del día. Lo conocemos también como vibrar de una forma u otra.

Algunas veces vibro con la belleza del paisaje, o la maravilla de tener una amistad muy valiosa. Puedo vibrar y alinearme con la fortuna de tener un trabajo buenísimo, o una familia muy linda.

Pero muchas veces estoy alineada/o con lo que no me gusta. Cuando me enojo, tengo miedo o tristeza, me alineo con lo negativo.

El asunto acá es muy sencillo...

atraigo en función de cómo vibro

Si vibro con esperanza, siento que se me abren puertas.

Si vibro con enojo, atraigo más razones para estar enojada/o.

Si vibro con éxito, atraigo éxito.

Atraigo hacia mí todo lo que es armónico con mi vibración:

  • atraigo pensamientos del mismo tipo

  • atraigo personas que vibran de manera similar

  • atraigo eventos que son afines

  • las condiciones de mi vida van modificándose en armonía con esa vibración

  • si mi vibración es dominante, mi vida entera tomará esa dirección

Es mi elección: ¿Cómo quiero vibrar?

Mi futuro depende de lo que yo atraiga hoy.

Me alineo con mi éxito

Si atraigo en función de cómo vibro, entonces...

...quiero estar alineada/o con lo que más quiero, con mis metas, con la vida que he soñado.

Cuál camino quiero ¿el del éxito por esfuerzo o el del éxito por alineación?

El camino del esfuerzo es el de la lucha: persigo mis metas a toda costa y frente a cualquier contrariedad.

El camino de la alineación es vibrar intensamente con lo que más quiero, y mantenerme alineada/o con eso.

“¿Sin esfuerzo?”

Claro que actúo en la dirección de lo que quiero, trabajo en ello intensamente y le dedico mi tiempo, pero no es un esfuerzo con sangre, sudor y lágrimas, sino con alegría y pasión.

Qué diferencia, ¿verdad?

Al poner mi atención en...

¿por qué quiero lo que quiero?

...activo la energía o la vibración de eso que quiero y la atraigo hacia mí...

desde la abundancia y no desde la escasez.

Así, estaré recibiendo inspiración constante sobre...

...qué es lo mejor o más sabio que hacer ahora.

“Eso parece un pensamiento mágico, ilusorio.”

Parece, sí.

Pero funciona.

Está basado en las Leyes Universales, también conocidas como Las Leyes del Éxito, parte fundamental del programa de Biocreación. Este sitio se deriva de ese programa.

Tengo la posibilidad de saber más sobre la primera de estas leyes a través del Curso Gratis de Autoayuda, presionando el vínculo en la franja verde al final de la página.

Este curso se dedica por entero a detallar la Ley del Control. Esta ley es la primera puerta para mi viaje desde quien soy ahora hasta lo mejor de mí.

Tres páginas que no me puedo perder son las de

La vida de mis sueños

Autoestima

Emociones

Tienen información que se complementa muy bien con esta página. Las reviso y se las recomiendo a otras personas que se pueden beneficiar de su lectura.

Mientras tanto, lo mejor que puedo hacer es apreciar lo bueno que ya tengo en mi vida.

Busco y rebusco todo lo bueno que hay en mi vida, para atraer más y más de lo mismo.

Tiene lógica, ¿verdad?

Por una vida cada vez mejor,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral