Historia personal I

A. de México comparte su historia personal. Me envió el siguiente comentario respecto al mini curso de la Ley del Control:

“Fíjate que siempre he sido una persona que he permitido que los "los demás" controlen mi vida y tú me estas ayudando a encontrarme y reencontrarme conmigo misma. Con tus explicaciones y ejemplos siento realmente una energía muy rica que se transforma en escalofríos, pero ricos.“

“Ahora puedo decir que soy feliz conmigo misma, y eso nunca nadie me lo había hecho sentir...”

Le pedí que me explicara qué cosa en su historia personal la estaba inquietando.

Historia Personal II - Unos días después...

“Ayer realicé algunos ejercicios que sugieres para tener éxito integral y me quede fascinada. Sentí una vibra exquisita en mi alma, que brotaba desde el fondo de mi corazón y que recorría todo mi cuerpo.”

“Entendí lo importante que es aceptarse una misma y no esperar que los demás lo hagan por mí.”

“Es fácil decirlo, de hecho en teoría lo sabia pero no lo sentía.”

“Mi alma no lo entendía y tú me has hecho que quiera cambiar desde adentro, hacia mi alma...”

[Nota: tu alma siempre lo ha entendido. Quien está despertando es tu persona - tu condición humana.]

“Esta es mi historia personal:”

“Desde pequeña siempre me sentí desplazada por el cariño de mis padres hacia mi hermana (aunque ambos nos quisieron igual). Después mi madre me confesó que cuando supo que estaba embarazada de mí quería abortar, pero gracias a una tía estoy aquí y ahora platicándote esta experiencia. Ella la convenció para que no lo hiciera y le dijo que si no me quería que me regalara con ella. Entonces mi madre se sintió culpable y me tuvo.”

“Sé que me ama, pero tal vez sea cierto que los bebés sienten si son deseados o no. Tal vez desde ese momento me da miedo el rechazo, el sentir que nadie me ama y es por eso que no he sido una mujer completamente feliz. Hasta ahora...”

“Mi compañero es el único hombre que me amó con todas sus fuerzas. Después de tantos errores, de tanto sufrimiento por ambas partes, yo siento que me quiere.”

“Pero tal vez ese amor que me tenía yo lo destruí poco a poco por mi miedo a perderlo. Estoy con él todavía y he intentado dejarlo, pero él no quiere.”

“Sin embargo, aunque me duela destruir mis sueños de infancia de casarme con él, yo no quiero vivir con alguien que no sienta el mismo amor de antes.”

“Sé que con él siempre voy a estar insegura de que me engañe, de que no me quiera, de que me deje y la verdad ya no quiero vivir así.”

“Mi esencia quiere aferrarse al pasado maravilloso que tuve con él, a los hermosos recuerdos que en mi historia personal viví a su lado.”

“Pero en mi presente, quiero por fin ser feliz, no vivir atormentada porque alguien me ame.”

“Gracias a esta información nueva, comprendí que el amor emana desde el fondo de mi alma y mi corazón, que mi ser es maravilloso, que debo aprender a valorarlo y apreciarlo sin la necesidad de que "otros" lo hagan por mí.”

“Hoy por hoy, quiero ser una mejor persona para mí, no para nadie más (no estoy diciendo que quiero caer en el egocentrismo). Quiero amarme y valorarme día a día, volver a sonreír, sólo por el gusto de hacerlo, de no sentirme desplazada por nadie. Porque sé que tengo un valor muy grande, pero lo más importante es que yo me asigne ese valor...”

“10000000000 veces gracias Ronald, porque sin tu guía no hubiera despertado de estas tinieblas que atan mi corazón y no me dejan ser libre y eso es lo que quiero... Ser libreeee.”

“TU INFORMACIÓN HA CAMBIADO EL SENTIDO DE MI HISTORIA PERSONAL; MI ALMA Y MI CORAZÒN TE LO AGRADECEN PORQUE AHORA PUEDO DECIR QUE ESTOY CONSTRUYENDO Y VIVIENDO UNA VIDA MEJOR.”

Hola A,.

¡Qué bueno como expones tu interioridad con tanta fluidez! Eso te resultará de gran beneficio.

Me alegro que hayas recorrido algunas otras páginas del sitio. Eso permite complementar la información del mini curso, para tener una mejor perspectiva.

Dices "desde ese momento me da miedo el rechazo, el sentir que nadie me ama y es por eso que no he sido una mujer completamente feliz, hasta ahora".

Al decir "hasta ahora" ya nos das la pista de que sabes que hay una salida, y que la has saboreado.

Fabuloso, pues esperar la aceptación de los demás para sentirte bien es un tiquete directo a la decepción.

Nada ni nadie puede crear malestar en mi historia personal, sino sólo yo mismo/a, a través de los pensamientos que permito en mi mente.

Si alguien no me acepta y lo percibo, tengo tres opciones:

  1. Me siento mal y lo acepto - me hago pequeño/a
  2. Me siento mal y lucho en contra de eso - ignorando que con la lucha solo hago crecer más el enojo, el reclamo, el resentimiento y sentimientos parecidos.
  3. Me siento mal, observo que me siento mal y asumo mi responsabilidad al respecto - elijo reconstruir mi historia personal.

La tercera opción es la liberadora.

Parto de la realidad de no ser aceptado/a y de que preferiría ser aceptado/a.

Pero no me quedo allí. Asumo mi responsabilidad.

Primero me planteo que nada hay más importante que el que yo me sienta bien. Por lo tanto, buscaré pensamientos que me construyan en vez de que me destruyan.

Con solo asumir esa actitud provoco que se empiece a desatar mi fuerza interna y que aumente mi autoestima.

Esto ya lo has vivido en el curso de la Ley del Control, y es tan solo un asunto de práctica diaria. Los resultados serán evidentes casi de inmediato.

Te sugiero continuar con esa práctica durante unas dos o tres semanas y me cuentas cómo te va.

Con respecto a tu compañero, separemos algunos asuntos:

  • Existió un gran amor y ya se ha disminuido, aunque hay lazos fuertes entre ustedes.
  • Dices que destruiste el amor por el miedo a perderlo.
  • Lo que él te hace o te pudiera hacer, no debe ser el factor para tomar decisiones.

El factor que más deteriora las relaciones es el cambio en las creencias y en las expectativas.

Al principio, creías que él era la persona ideal y tenías expectativas fantásticas. Por la Ley de la Atracción, atrajiste eso que esperabas.

Tu vibración evocaba lo mejor de él, y eso le facilitaba a él fluir muy bien a tu lado. La maravilla fue creciendo.

Después, en la cotidianidad, y por el hábito humano de observar lo que no nos gusta, empezaste a ver cosas que no eran tan buenas.

Atrajiste más y más pensamientos respecto a las imperfecciones de él y los riesgos de la relación.

Al observar esto, fuiste cambiando tus creencias y expectativas maravillosas por la observación (atención a) esas otras cosas negativas.

Tus expectativas cambiaron. Y tus creencias también.

Posiblemente ahora digas: “ya él no es la persona fantástica que creía que era”.

Empezaste a atraer más y más de lo negativo, al poner tu atención en eso.

No es que lo maravilloso que antes veías ya no “es”. Es que ahora no lo “ves” y no permites que eso maravilloso se manifieste.

Este proceso lo puedes revertir si cambias la dirección de tus pensamientos hacia la apreciación de todo lo bueno (de él y de la relación), si te permites sentir esperanza y confianza en que lograrás atraer lo mejor hacia ti.

No digo que no dejes la relación. Eso solo tú lo sabrás.

Pero si dejas la relación, que sea porque estás lista para un nuevo comienzo, porque tú ya estás vibrando con mucha positividad y esperanza, porque hiciste mucho por renovar la relación y por las razones que fueran, no se renovó.

El único factor que debes tener en cuenta para tomar tus decisiones está adentro y no afuera de ti.

Que no digas "Hago esto porque mi pareja..., o porque no quiero estas condiciones actuales, o porque no quiero estar allí."

Que digas: "Hago esto porque en este momento de mi historia personal yo he elegido ir en tal dirección."

Bien A, un poco de ideas para pensar.

Historia Personal III - Una semana después...

“Hola Ronald,”

“Sabes quiero agradecerte por tomarte la molestia de leer mis mensajes y lo más importante, de responderlos con tu sabiduría, pues me has cambiado mi historia personal.”

“Quiero platicarte que he seguido tus recomendaciones y hoy me siento una persona inmensamente feliz por el simple hecho de estar viva. Porque he reencontrado la conexión entre mi alma (mi esencia) con mi personalidad, porque ya no me siento "atada" por todos aquellos pensamientos y creencias que asumí como verdad, sino todo lo contrario.”

“Ahora actúo conforme me lo pide mi ser interior. Claro está, adaptándome a las "normas" que hay que seguir, pero sé que me siento liberada.”

“Respecto a mi compañero tome mucho en cuenta tus comentarios. Tienes razón respecto a que mis creencias y expectativas fueron transformándose desde maravillosas al principio a decepcionantes al final.”

”Pero sabes, para poder realizar el proceso de sentir esperanza y confianza tuve que enfrentar mi gran miedo: que él me dejara.”

“Le platique todo lo que sentía y lo más importante: LO QUE MI SER NECESITABA para sanar era alejarme de él.”

“Y sabes, él estuvo de acuerdo porque comprendió que era algo que yo necesitaba. Me aclaró que no lo hacía porque no me amara, sino todo lo contrario porque él ya no me veía feliz.”

“Y lo más curioso es que después de eso sentí un gran amor y una entrega como antes, pues puse mi atención en las cosas positivas (como antes). Es decir, cambie la dirección de mis pensamientos negativos y sentí una vibra liberadora.”

“Actualmente aunque él y yo quedamos en buenos términos (comúnmente como se dice, nos dimos un "descanso") ahora somos más "amigos" en el sentido que le tengo confianza y ya no tengo "miedo" de decir y transmitir las cosas que quiero y pienso.”

“Puedo decirte que mi ex pareja es el amor de mi vida, pero ya no me siento con "ataduras" por amarlo. Inclusive cuando ambos decidimos darnos un "break", también dijimos que nos amábamos desde siempre y que si alguno de los dos o los dos conocíamos a otra persona y "andábamos" con ella, pues nos deseamos lo mejor.”

“GRACIAS POR PERMITIRME REENCONTRARME CON MI ESCENCIA, PUES SIN TI HUBIERA VIVIDO SIN MI ALMA, EN UN LUGAR DE SOMBRAS QUE NO ME PERMITÍAN SER COMO SOY Y ESTAR INMENSAMENTE FELIZ

“P.D. Espero poder recibir (en lo posible) tu curso completo, pues en las 6 lecciones y la información complementaria de tu página de Internet me cambiaste la vida. Ahora puedo decir que mi vida es cada vez mejor y eso (por 10° vez) es gracias a esta información tan valiosa.”

Qué bueno A.,

Yo no he cambiado tu historia personal. Yo sólo te he ofrecido algunos pensamientos y tú has hecho el trabajo.

No hay nada como recoger el reguero y dejar la mesa limpiecita.

Se siente rico.

Me alegro mucho que tu experiencia haya sido tan positiva.

Te deseo lo mejor,
Ronald

Paso de Historia Personal a Página Principal