Back to Back Issues Page
lo mejor de mí, #02 --
June 21, 2006
Hola

Bienvenido/a a la segunda edición del boletín lo mejor de mí.

A través del sitio y este boletín, nos conectamos, cientos de personas que ni nos conocemos ni sabemos nada sobre la vida de cada uno/a. México, España, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Argentina, Chile, Colombia, Venezuela y otros países están representados. Lo que tenemos en común es que compartimos intenciones similares:

Construirme, integrarme, conectarme con la esencia de quien verdaderamente soy. Inspirarme, ser libre y vivir una vida con alegría y bienestar.

Verdaderamente me asombra cómo las intenciones nos unen a personas que de otra forma nos mantendríamos aisladas.


Noticias de Autoestima, Éxito y Crecimiento Personal

Tenemos cinco nuevas páginas sobre las emociones que están buenísimas. ¿Qué son las emociones? ¿Cuáles son? ¿Cómo las controlo? ¿Cómo las manejo? ¿Cómo las cambio?

Descubre cómo moverte a través de la escalera emocional. Conoce la manera en que llevamos la estrategia de un rescatador de montaña a la esfera de las emociones. Explora la dimensión de las emociones y su relación con la energía humana. Entra a través de la página principal de Emociones.

Además, hemos vivido experiencias impresionantes de consultas personales por correo electrónico y por teléfono. En respuesta a varias solicitudes, abrimos la opción en la página de sesiones personales. La historia de N. es una de esas sesiones personales.


El pensamiento del mes

No puedo salirme de una crisis
si me mantengo en el lamento
y en justificar las razones que tengo para estar allí,
aunque tenga toda la razón.

Lograré salir cuando ponga mi atención en:
adónde preferiría estar
y en todas las razones que tengo para querer llegar allí.
- Autoestima, éxito y desarrollo personal



Historia de N.

N. de Costa Rica nos comparte su historia a través de una sesión personal.

“Estoy desesperada. No tengo paz porque me atormenta sin cesar, la sensación de haber sido traicionada por mi ex-pareja, en quien confiaba.

“Nos enamoramos y decidimos vivir juntos, pero al corto tiempo él prefirió la separación. Aunque me afectó un poco, lo acepté y pude relacionarme con él como un buen amigo.

“Hace una semana hablamos y le pregunté si estaba saliendo con otra y me dijo que no. Después me enteré que sí estaba ya con otra mujer.

“Esto no me habría afectado tanto si lo hubiera sabido de boca suya. Pero la mentira, la traición es algo que me desgarra en lo más profundo.

“No puedo concebir que mi amigo me haya hecho esto. No lo entiendo, no lo acepto y me mata. Estoy torturada; ya no quiero creer en el amor ni siquiera en la amistad. Me siento desmoralizada y no le veo sentido a mi vida.

“Siento un huracán por dentro y te pido que me ayudes a salirme de esta pesadilla.”

Sé que has vivido el bienestar y la conexión con tu esencia por los contactos anteriores que hemos tenido. Te he visto brillar y sé que eres muy valiosa. ¿Quieres volver a reconectar con esa mujer maravillosa?

“Sí, quiero paz y volver a creer en mí.”

¿Qué es lo que en verdad quieres?

Entonces háblame de cómo es que quieres sentirte.

“Pero lo que quiero saber en este momento es si me das la razón o no. Quiero saber si me estoy volviendo loca o si tengo toda la razón de sentirme así.”

Si sigues hablando sobre la tragedia, vas a seguir atrayendo más de eso, que es lo que justamente quieres dejar atrás.

“No, no quiero más de eso. Pero nada más dime, ¿tengo o no la razón?”

Y si la tuvieras, ¿resolvería eso tu situación, o te afirmarías más en la decepción?

“Entiendo, pero no puedo pensar en otra cosa...”

Desapegándome de lo no quiero

¿Podrías por un instante, permitirte un paréntesis? ¿Podrías declarar una tregua por un momento? Luego volverás a atender todo esto que te resulta tan urgente.

“Puedo intentarlo.”

Bueno, entonces métete dentro de ese paréntesis y entremos a un estado de mayor relajamiento.

Con una respiración profunda, observa tus sensaciones y condiciones generales de tu cuerpo. Al observarlas, ¿puedes notar cómo tu cuerpo se va relajando?

[Nota: tuvimos que repetir tres veces cada ejercicio por el estado de conmoción de N.]

Creando las condiciones para conectar

Ahora, ¿puedes explicarle a tu cuerpo emocional que, por un momento nada más, vamos a conectar la paz y que luego volveremos a este tema tan candente?

Con una respiración profunda, observo mis emociones, todo eso que se siente tan feo y que es tan intenso. Me percato que al observarlas sin juzgarlas, se van calmando y entro en un estado de quietud emocional.

Finalmente, ¿puedes indicarle a tu atormentada mente que este ejercicio es temporal y que por ahora, queremos conectar con el silencio?

Con una respiración profunda, observo mis pensamientos, todo ese pleito por encontrar razones y justificaciones. Me percato que al observarlos sin juzgarlos, se van callando y entro en un estado de silencio.

¿Puedes hacerlo? ¿Todo está bien?

“Si, ahora sí, todo está bien. Estoy relajada y en silencio”

En esta burbuja en la que ahora estás, ¿puedes verte dentro de un año, 10 años, 100 años? ¿Puedes verte hace 10 años, hace 100 años, hace 1.000 años? ¿Puedes sentir tu eternidad?

Cuando conecto con mi esencia, todo se acomoda

¿“Sííí, ya ahora sí. Me siento de una sola pieza, me siento unificada, integrada.”

¿Puedes sentir cómo fluye hacia ti una fuerza especial, una energía exquisita que te impulsa y te construye? ¿Te das cuenta cómo, desde allí tienes acceso a la sabiduría, a la inspiración, a la alegría?

“Si, esto es increíble.”

Este es tu estado natural de bienestar, tu conexión natural con tu esencia. Desde aquí eres imperturbable. Nada te puede sacar de balance.

¿Puedes verte como una naranja completa y no como media naranja? ¿Comprendes ahora, que tú no necesitas que nada externo se acomode para que tú estés bien? ¿Puedes verlo?

La perspectiva es diferente

¿Te das cuenta cómo aquello que te atormentaba es algo pequeño, algo que no debiera desequilibrarte? Lo atenderemos en su momento, pero por ahora lo importante es verlo desde una perspectiva más amplia.

¿Puedes ver ahora, que en realidad no tienes toda la información necesaria para poder juzgarlo? ¿Puedes sentir incluso que ni te corresponde juzgar, ni vas a ganar nada haciéndolo?

“Si, es algo que no quiero más...”

No empieces a luchar en contra, sólo te pido que lo veas con esta perspectiva más amplia.

“Si, ya me estaba metiendo en la pequeñez otra vez. Quiero quedarme en este lugar tan fantástico.”

Cuando encuentro un lugar especial,
lo marco en el mapa para poder volver

Bien, haz un recuento de cómo te sientes, de cómo te ves, de cómo estás vibrando con pura energía positiva. Fíjate bien en la manera en que tu mente está tranquila esperando instrucciones de tu esencia.

Graba esta información. Haz un registro de tu ubicación exacta: “10 grados norte, 23 grados oeste”. Asegúrate bien de que vas a poder regresar a este lugar en cualquier momento, pues vas a querer regresar aquí muchas veces.

“Si, está bien, ya lo tengo registrado. Me fascina.”

Bien, ahora vas a llamar a esta parte tuya que está tan decepcionada. Siéntate en la mesa de reuniones y pídele a esa parte que venga y te diga qué es lo que siente.

“Ella dice que no puedo permitir esto, que las personas deben ser sinceras siempre. Ella dice que me está cuidando para que no me vuelva a pasar esto. Que tengo que ser precavida. Huy, qué feo que siento...”

¿Puedes ver la intención de esa parte tuya? ¿Puedes ver cómo ella te va a seguir llevando a la escasez, a la pequeñez, a buscar la falta de las otras personas?

“Ay, ¿qué es esto? Al ver esa careta mía, me acabo de dar cuenta que tal vez mi compañero me dejó porque yo cambié. Yo empecé la relación muy contenta y conectada con mi esencia, pero luego cambié y dejé de ser tan atractiva. Ahora puedo entender por qué él no quiso seguir conmigo.”

¡Que buen descubrimiento! Pero tampoco empieces a juzgarte. Lo importante es que lo puedas ver todo desde esta perspectiva tan amplia e imparcial.

“Sí. Veo, comprendo y acepto lo que sucedió y por qué sucedió. Ya no me siento traicionada, sólo acepto que así fue. Ya no necesito que él haga ni diga nada, porque mi bienestar no depende de él.”

Un nuevo comienzo

“Siento esperanza de nuevo y creo que voy a poder confiar en el amor y en las personas de nuevo. Sobre todo, me siento tan contenta de re-encontrarme conmigo misma otra vez, de re-conectarme con mi esencia.”

¡Qué bueno, amiga! Es tan fascinante presenciar un re-encuentro de este calibre, en el cual se desatan las amarras, se libera la energía y se abre un futuro tan prometedor...

[Nota: hemos debido recortar mucho del diálogo para mantener este recuento en una extensión razonable. Confiamos en que sabrás sacarle provecho.]



Sería extraordinario conocer tus comentarios.

Por una vida en constante evolución,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral


Abajo hay un mensaje en inglés generado automáticamente, con tres direcciones de internet.

Para ver las ediciones anteriores de este boletín, utiliza la primera dirección.

Si quieres que no te llegue más este boletín, usa la segunda dirección.

Si quieres cambiar tu dirección de correo, utiliza la tercera.

Back to Back Issues Page