Back to Back Issues Page
lo mejor de mí, #09 --
January 24, 2007
Hola

Bienvenid@ a la novena edición del boletín lo mejor de mí.


Noticias de autoestima, éxito y crecimiento personal

Decimos: ¡Año nuevo, vida nueva!

Aunque para la naturaleza el cambio de año sea un evento sin trascendencia, aprovechemos la ocasión para observarnos, proponernos y elegir la vida que queremos para este año 2007.

En el artículo principal sugerimos un procedimiento extraordinario para visualizar las metas del año.

Un joven que realizó este procedimiento hace 7 años hoy me decía que ha visto cada una de sus metas realizarse sin mayor esfuerzo. [Él se planteó metas a 5, 10 y 20 años plazo]

Otro joven un poco mayor vio manifestarse todos sus sueños en menos de un año.

Una estudiante que hizo este proceso hace menos de seis meses, me contaba que la energía que desató le ha dado un vuelco fabuloso a su vida.

Es un proceso para disfrutar haciendo.


El pensamiento del mes

Soñar con las cosas que quiero me dispara una energía potente.

Al sentir esa energía, es bueno generalizar y no limitarme a lo específico. Después de todo, lo que quiero es sentirme como cuando me permito esos sueños.

Si veo que se rifa el vehículo de mis sueños,
al imaginar que es mío y sentir una energía muy rica...
busco abrirme en vez de cerrarme.

Procuro sentir que cualquier carro igual a ese es bueno,
que podría ser ese u otro igual que me llegue por otro lado.

Si me limito a pensar que tiene que ser ese, estoy cerrando puertas.

En el fondo, más que el mismo vehículo,
lo que más quiero es sentirme como en mi sueño.

Al abrirme, me alineo con esa vibración.
Al alinearme me siento muy bien
y mi sueño se manifestará con más facilidad.

- Autoestima, éxito y crecimiento personal



Proceso para visualizar mis metas

Es frecuente que con el cambio de año me proponga metas para el año que comienza.

Aprovecho esa ocasión para organizar mis metas con un proceso muy efectivo:

El afiche de la vida de mis sueños.

Inicio el proceso escribiendo las cosas que quiero alcanzar en el transcurso del año. Hago la lista sin preocuparme todavía del orden final. Simplemente me dejo soñar.

Es muy importante que me enfoque en lo que quiero, sin darle importancia a cómo lo voy a alcanzar. En este momento no importan los obstáculos ni las limitaciones que tenga para alcanzar todo aquello que quiero.

Incluyo todo lo que sea importante

Reviso la siguiente lista para que nada vaya a quedar por fuera:

  • La apariencia de mi cuerpo físico
  • Mi condición física – resistencia, flexibilidad, etc.
  • Mi estado de balance – salud
  • Mis relaciones: pareja, padres, hijos, familia, amigos
  • Mis relaciones laborales
  • Mi trabajo o estudio
  • El dinero
  • Mi éxito
  • Mi autoestima
  • Mis emociones
  • Mi capacidad mental
  • Mi crecimiento personal
  • Mi crecimiento espiritual

Reviso las páginas La vida de mis sueños y Las metas y el éxito, para asegurarme del enfoque adecuado.

Me aseguro de que cada punto que incluyo me genere una energía constructiva y positiva – que lo sienta rico.

El afiche de la vida de mis sueños

Ahora, reúno unas cuantas revistas y busco fotografías, dibujos, símbolos o frases que representen cada cosa que quiero.

Puedo hacerme mis propios dibujos y puedo tomar fotografías de cosas o situaciones parecidas a las que quiero. Puedo sacar fotocopias de libros, imprimir imágenes que encuentre en la Internet, mezclar dibujos y hasta pegar la cara mía a una imagen excelente.

Cada cosa que parezca que puede servir la incluyo, aunque parezca que estoy repitiendo. Al final voy a seleccionar de todos los recortes, fotos o dibujos, lo que mejor represente cada una de mis metas.

Me organizo

Una vez seleccionadas las mejores imágenes, busco organizarlas de una manera agradable. Sobre una hoja de papel en blanco ensayo diferentes opciones.

Una manera muy efectiva de hacer esta composición es el método concéntrico:

En el centro ubico la imagen de la persona que quiero ser, de cómo quiero sentirme la mayor parte del tiempo. Es lo más importante.

Para mí es: ser una persona verdaderamente feliz.

Alrededor de esa imagen central van todas las otras cosas.

Esas otras imágenes las relaciono entre ellas si es posible:

Tal vez ubico los viajes al lado de familia o amigos. El dinero o trabajo que quiero cerca de la casa o el vehículo que deseo. La imagen de cómo quiero ver mi cuerpo al lado de la comida sana que me propongo comer o del curso de yoga que voy a tomar.

Con todo el material listo...

Una vez que tengo el afiche organizado de la manera en que sienta más armónica, pego cada imagen con cinta engomada por detrás y escribo 2007 en algún espacio adecuado.

A ese afiche le saco una fotocopia a color. Ese es el afiche de la vida de mis sueños hoy.

Mañana tal vez quiera cambiar algo y entonces sólo despego la imagen correspondiente, reacomodo y saco otra fotocopia. De esta manera tengo la posibilidad de ajustar, reformular o mejorar cada vez que se me ocurra.

La flexibilidad que esto me da es liberadora. No hay nada escrito en piedra. No trazo un destino inflexible sino que manejo una radiografía de mis sueños en este momento.

Lo coloco en un lugar visible

Para inspirarme día a día con mi creación, coloco mi afiche en algún lugar en el que lo vea todos los días.

Es genial pegarlo directamente encima de la cama para verlo tan pronto me despierto. Puedo ubicarlo en el espejo del baño o en el armario.

La intención es poner mi atención en las cosas que me hacen vibrar constructivamente.

Este afiche no debo relacionarlo nunca con las limitaciones u obstáculos que tengo para alcanzar mis sueños. La intención es sólo inspirarme para vibrar con pura energía positiva.

Si tengo alguna duda respecto a ese punto, repaso la página de La vida de mis sueños y el Ejemplo del proceso

Incluyo sólo la energía positiva

Vale repasar la cita expuesta en un boletín anterior:

Si yo lo puedo soñar, el universo tiene la capacidad de dármelo.

“Tan pronto yo siento un deseo, el universo responde y me manda múltiples opciones para satisfacerlo.”

“Mi esencia se alinea con esa frecuencia y a través de las emociones, me llama constantemente hacia la vibración - el sentir - adecuado para que se manifieste.”

“La vida de mis sueños se manifiesta sólo cuando vibro rico, positiva y constructivamente.”

“Más que esforzarme por alcanzar mis sueños, es cuestión de permitirme vibrar armónicamente.”

“La vida es energía vibrando tanto en una frecuencia física como no física.”

“En este universo de energía, las vibraciones similares se atraen.”

“Por eso, para que lo que más quiero encuentre su camino hacia mí, sintonizo la frecuencia de la gratitud y aceptación.”

“Gratitud por lo que ahora soy y tengo y por mis sueños aunque no los vea manifestados todavía.”

“En estado de gratitud y aceptación, las cosas que quiero se manifiestan más fácilmente en mi vida.”

Me aseguro de disfrutar cada paso de este proceso creativo. Si en algún momento siento alguna resistencia, retrocedo al paso anterior y reformulo hasta sentir la energía constructiva.

Este proceso es poderoso. Espero que lo aproveches,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral


Abajo hay un mensaje en inglés generado automáticamente, con tres direcciones de internet.

Para ver las ediciones anteriores de este boletín, utiliza la primera dirección.

Si quieres que no te llegue más este boletín, usa la segunda dirección.

Si quieres cambiar tu dirección de correo, utiliza la tercera.


Back to Back Issues Page