Back to Back Issues Page
lo mejor de mí #21
March 26, 2008
Hola

Bienvenid@ a la edición #21 del boletín "lo mejor de mí".


El pensamiento del mes

La ley de la correspondencia indica que como es afuera es adentro.

Si hay algo en mi vida que no me gusta, es porque hay algo dentro de mí que le corresponde. Ese algo dentro de mi mente es lo que atrae eso a mí.

La ley de causa y efecto explica que si hay algo en mi vida que me molesta, puedo buscar la causa y así comprender por qué sucede ese efecto en mi vida.

Si comprendo cuál es la causa, la puedo modificar para que cambie el efecto.

Esta segunda ley detalla con claridad que las causas son pensamientos (o creencias o expectativas que son derivaciones de los pensamientos) y los efectos son lo que se manifiesta en mi vida.

Si quiero cambiar algo en mi vida, empiezo por modificar mi pensamiento al respecto.

Autoestima, éxito y crecimiento personal


Historia del mes

Una amiga escribe desde Suramérica:

”El primero de tus cursos me generó un proceso asombroso: Desde que me permití abrirme a lo mejor de mí, ¡me siento muy bien!

He estado recibiendo el segundo mini curso y tengo una duda con el asunto de causa y efecto, porque me recuerda algo que tengo sin resolver.”

Gente molesta a mi alrededor

”Desde hace un tiempo he tratado de evitar e ignorar a unos compañeros de clases y en especial a mi antigua pareja, porque son personas que siempre me causan molestias aunque yo les pido que no hagan esas cosas. Ellos, en una actitud totalmente infantil, lo continúan haciendo.

Ya me cansé de tratarlos y aunque he intentado reformular mis pensamientos mediante la escalera emocional, no funciona. Yo no los quiero tratar más porque terminaría siendo una hipócrita hablándoles a personas que me transmiten pura energía negativa. ¿Qué hago?”

Causa y efecto

Hola amiga,

Si tus amig@s siguen a tu alrededor es porque de alguna manera siguen dentro de tu mente. Hay una causa que está generando ese efecto.

¿Siguen estando ell@s presentes en tu mente como algo que rechazas? ¿De camino a clases ya vas temiendo que de pronto aparezcan de nuevo y te mortifiquen?

Otra forma de verlo es: si te sigue molestando lo que ellos hacen es porque les prestas atención y posiblemente reaccionas.

Eso los alimenta a ellos como la leña alimenta al fuego.

Si luchas en contra, solamente lo harás más grande.

Algunos pensamientos dentro de ti siguen haciéndote sentir incómoda, indefensa, irrespetada o enojada. Esa es la causa. El efecto es que sigues atrayendo esta situación a tu vida.

Reformulando las causas

Ya sabes lo que no quieres. Ahora reformula: ¿qué es lo que sí quieres de parte de tus amigas y amigos?

¿Quieres que aquell@s que te molestan se ocupen de sus propios asuntos? ¿Quieres atraer otr@s amig@s que vibren armónicamente y se comporten con gentileza y respeto?

Ahora, tú no puedes crear en vida ajena, no puedes hacer que ellos cambien, pero sí puedes elegir cómo vibrar. Tú puedes influir en la manera en que otros se dirigen a ti tan sólo por la manera en que vibras.

Para eso, imagina que de alguna forma has logrado que te respeten y te traten armoniosamente o simplemente que tienes nuev@s amig@s. Experimenta plenamente eso que imaginas.

Ahora sí, ¿cómo te sientes? ¿Qué piensas? ¿Cómo fluye la energía?

Vive esa nueva situación intensamente.

Vibra con eso que sí quieres y no le prestes atención a lo que no quieres.

Tarde o temprano desaparecerán los que molestan. Si no desaparecen es porque los sigues teniendo en la mente (como algo que no quieres).

Excluirlos los incluye

Lo que incluyas en tu vibración lo incluyes en tu vida. Sea negativo o positivo. Sea conciente o inconcientemente.

Si vibras con lo que no quieres, aún así lo atraes.

La clave está en vibrar con lo que sí quieres y dejar ir lo que no quieres.

Por eso es que te digo: Sólo pon atención en el tipo de amigos que sí quisieras y suelta lo demás.

La ley de la atracción se encarga de atraer hacia ti lo que es armónico con tu vibración. Lo demás se irá desvaneciendo de tu vida.

En poco tiempo verás los resultados.

Si no lo has hecho ya, suscríbete al curso gratuito de la Ley de causa y efecto. Es poderosa y liberadora.

Te deseo lo mejor,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral


Abajo hay un mensaje en inglés generado automáticamente, con tres direcciones de internet.

Para ver las ediciones anteriores de este boletín, utiliza la primera dirección.

Si quieres que no te llegue más este boletín, usa la segunda dirección.

Si quieres cambiar tu dirección de correo, utiliza la tercera.


Back to Back Issues Page