Mi personalidad y mi esencia

La personalidad tiene varias caras y la esencia una sola.

Si vivo desde la primera, seré una persona variable, identificad@ con partes de mí que a veces me traicionan y desbalancean.

  • “¿Por qué hice eso?”
  • “No entiendo qué pasó, yo no soy así.”
  • “A veces ni siquiera me reconozco...”

Puedo aprender a trascender esa pequeñez y conectar con mi esencia , desde la cual soy de una sola pieza como lo podré intuir en estas páginas.

Para comprender la importancia de conectarme, primero debo comprender quién soy y luego elegir si quiero seguir a merced de mi personalidad o darle espacio a mi esencia.

Antes de continuar...

Continúo con esta explicación, pero antes debo saber que esta sección tiene varias páginas que son muy importantes:

¿Qué es la personalidad?
La personalidad está constituida por mi mente, mis emociones y mi cuerpo físico, mas todo lo que he internalizado en mi proceso de crecimiento.

La identificación
La identificación con uno de mis “yoes” sucede cuando le permito asumir el control de mi ser.

La des-identificación
Logro la des-identificación cuando me observo y elijo que antes que permitirle a ese “yo” controlarme, prefiero ser y actuar desde mi esencia.

Dejar ir
Para dirigirme hacia mi esencia debo dejar ir pensamientos y emociones destructivas que me hacen perder el centro.

La emoción me guía hacia mi esencia
La emoción es mi guía para saber hacia dónde dirigirme en cualquier momento. Es una tontería seguir en una dirección suponiendo que es la adecuada, si tengo una brújula que con precisión me indica el camino.

Conecto con mi esencia
Conecto con mi esencia cuando me muevo en la dirección que se siente bien, que me construye, que me integra.

Ahora sí, continúo con la explicación.

¿Quién soy yo en verdad?

¿Seré en verdad quien creo que soy?

Mi verdadero ser se centra en mi esencia, más allá de todas las circunstancias que me puedan describir.

Si me defino en función de lo que tengo y lo que hago - una profesión, logros u otras categorías sociales o físicas - me quedo cort@.

  • “Yo soy una profesional y además muy guapa.”
  • “Yo soy un político reconocido.”
  • “Yo soy un empresario muy exitoso.

El bello cuerpo, el reconocimiento social y el mayor o menor éxito son sólo circunstancias que pueden variar y definen sólo una parte superficial de mi ser.

No cabe duda de que soy una persona con cuerpo, con emociones y con mente, pero hay más.

G. I. Gurdjieff explicó hace más de medio siglo que la parte terrenal del ser está constituida por el cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental.

Tanto él como otras escuelas especialmente de oriente y en general todas las grandes religiones establecen una parte no terrenal del ser que se llama de diferentes maneras.

Sin entrar en detalles, lo importante del caso es que soy un ser con:

  • una parte terrenal – cuerpo, mente y emociones – que llamo mi personalidad
  • otra parte no terrenal – alma – que llamo esencia

¿Qué es la esencia?

En la raíz de la existencia, en la pura base, yo soy energía pura. Un flujo específico de energía aparentemente individualizada.

Soy una extensión de Dios, de la fuente creadora; un brazo, una mano, un instrumento del universo.

Soy energía pura con una intención.

Cuando siento la esencia de quien soy en verdad, me fortalezco y me libero de las debilidades de mi pequeñez.

En mi esencia soy un ser completo, valioso, libre, inspirado, alegre y lleno de amor.

¿Qué hago aquí en la tierra?

He encarnado en esta vida terrenal con el único propósito de vivir una vida alegre. Al cumplir con mi propósito, expando la creación, expando el universo, expando la obra de Dios.

Tengo todo el derecho de vivir una vida con entera libertad, plena, alegre y con abundancia de todo lo que quiero ser, hacer y tener.

Desde el estado no físico elegí venir a este mundo a manera de aventura, como una exploración creativa, con la intención de vivir una vida feliz y llena de realizaciones.

Así soy, fui y seré en mi esencia.

Pero esa es la parte que menos conozco de mi ser.

La parte que más conozco es mi personalidad.

Bueno, digo que conozco, pero tampoco la conozco tan bien.

Hace ya más de dos mil años, Tales de Mileto un filósofo griego, dijo que lo más difícil es conocerse a sí mismo.

Pero ese es el tema de la siguiente página ¿Qué es la personalidad?

Para conectar con mi esencia puedo practicar el Yoga de Biocreación o adquirir la grabación Conectando mi Esencia.

Por ser yo desde mi esencia,

Ronald Esquivel
Instructor de Balance Integral